Actualidad Guías

Agiliza tu negocio: Conoce el método Kanban

Iniciar un negocio o lanzarlo al mercado, son procesos que se llevan a cabo en un contexto que se mueve extremadamente rápido, por lo que un simple paso en falso puede tirar por la borda los planes e incluso todo el esfuerzo de los emprendedores. De allí deriva la importancia de contar con un método organizativo a nivel empresarial.

Afortunadamente existen varias metodologías que permiten designar formas adecuadas, eficientes e inteligentes de organizarnos. Una de estas es la metodología Kanban, del japonés que significa “cartel”, que se define como el proceso de visualizar los flujos de trabajo de una tarea mediante el uso de recursos gráficos, en una estrategia de mejora constante de procesos.

Enunciado en un principio por el ingeniero de Microsoft David J. Anderson, quien lo definió como una aproximación a un proceso evolutivo para las empresas. Esta herramienta se origina inspirada en la metodología de trabajo que utilizaba la compañía de autos Toyota, una forma esquematizada de organizar a muchos equipos que necesitaban priorizar y dar a conocer el flujo de trabajo y el work in progress (WIP) bajo el cual se manejaban, de manera tal que se le proporcionara al cliente un mejor servicio final.

Kanban dispone de una serie de principios básicos, diseñado para evitar dos grandes problemas de los lanzamientos al mercado de negocios o marcas:

La primera problemática que suele acompañar a los startup es la procrastinación. Generalmente los emprendedores tienen grandes ideas, grandes propuestas y grandes proyectos, pero suelen no concretar ninguno porque bien sea no las terminan o las abandonan por el camino. Esta metodología de trabajo, reduce la procrastinación en vista de que se basa en asignar un tiempo determinado para cada tarea, esto con la finalidad de eliminar la dispersión y enfocar toda la concentración y espacio a determinada acción.

Otro gran problema de las empresas en formación, es que todos los integrantes suelen querer abarcar muchas cosas a la vez, sin centrarse plenamente en sus áreas. En ocasiones, especialmente si se cuenta con poco personal y aún se están definiendo los roles, esto es inevitable; pero es mejor que cada uno sepa exactamente qué es lo que tiene que hacer y dedique su tiempo y esfuerzo a sus tareas específicas.

El método Kanban es bastante sencillo de entender y llevar a la realidad. Cualquier empresa puede beneficiarse de su implementación. Y en general, cuenta con algunos sencillos principios que lo caracteriza, dentro de los que destacan los siguientes:

  1. Puede empezar a utilizarse en base a la forma de trabajo que ya se maneje en la empresa o negocio en formación. Puede implementarse sin importar como se encuentre la empresa actualmente.
  2. Promueve el cambio evolutivo y paulatino. Se centra en la realización de pequeños pasos para alcanzar finalmente las metas establecidas.
  3. Kanban reconoce las ventajas de tu modelo de trabajo y trata de mejorarlas poco a poco.
  4. Promueve el liderazgo en todos los niveles. Cada uno de los miembros del equipo debe tener una motivación a mejorar continuamente, tratando en la medida que sea posible, cada día de hacerlo mejor y más rápido.
  5. Permite visualizar de manera efectiva el flujo de trabajo.
  6. Determina el WIP tolerable en cada proyecto, permitiendo que cada tarea inicie y se concrete en el tiempo específico de forma adecuada.
  7. Gestiona el ciclo y permite evaluarlo y adecuarlo a las necesidades de la empresa.
  8. Requiere que el proceso sea entendido por todos y cada uno de los miembros del equipo a la perfección.
  9. Permite mejorar colaborativamente, mediante el uso de modelos tradicionales así como el método científico.

 

Equipo Editorial

Equipo Editorial de la Revista Éxito y Dinero.

Comentar

Deja tu comentario

Deja un comentario