Actualidad Mujer emprendedora Viajes y estilo Vida social

Empresarios de éxito: 10 rutinas que les llevan a triunfar

Empresarios de éxito: 10 rutinas que les llevan a triunfar

Mark Zuckerberg, creador de Facebook -una pequeña web de la que quizá escuchaste-, viste cada día del mismo modo: polera gris y polerón más gris todavía. No es ninguna exageración; literalmente, su clóset se compone de ropa sport en tonos grisáceos. La razón de esta extravagancia no puede ser más sencilla:
según explicó él mismo (en Facebook, cómo no), lo hace para no malgastar ni un segundo de su día en elegir qué ropa ponerse. Como todo empresario, Zuckerberg es una persona que toma muchas decisiones, lo cual acaba suponiendo un importante desgaste en cuestión de energía y agilidad mental. Es por eso que, un día, tomó la decisión de no invertir ni un segundo en decisiones que no fuesen importantes. Para Zuckerberg, elegir su avituallamiento no es relevante y dedicar 5 minutos a combinar camisa y corbata es un derroche. Este señor es la quinta persona más rica del mundo.

 

Facebook

Nosotros pensamos que comprometer el resto de tu vida a un solo conjunto es excederse, pero sí creemos que de los hábitos y rutinas de ciertos empresarios podemos extraer varias ideas que nos sirvan para ser mejores en nuestro negocio.

Te lo contamos a continuación…

No posponen la alarma

Se levantan antes de las 6 de la mañana y no se aferran a esos 5 minutitos más. Un profesional de éxito no se excusa en la falta de tiempo, no. Se levanta y empieza a trabajar. Descansar bien es tan importante como la disciplina en el difícil camino al éxito.

Visualizan y priorizan

Pexels

Nada más levantarse (o antes de acostarse, cuestión de gustos), visualizan cómo va a ser su día y planifican. ¿La clave? Establecer tres metas u objetivos fundamentales que deben haberse cumplido al acabar la jornada. ¿Qué tres tareas tengo que hacer hoy? es una cuestión que conviene repetirse cada mañana. Centrarte en pocos aspectos, aunque importantes ayuda a tener una mente clara, actuar con determinación y evitar distracciones. Un líder consigue que el trabajo fructifique.

Simplifican

Como expusimos antes en el ejemplo de Mark Zuckerberg y la ropa, reducir la toma de decisiones a lo esencial sirve para centrarse en lo verdaderamente importante.
¿Cuál es el modo más sencillo de afrontar un problema? ¿Es rentable? ¿Tiene más pros que contras? ¿Es reversible? Todas estas cuestiones deberían ayudarte a tomar siempre la decisión más sencilla, que normalmente será la que consuma menos recursos y tenga una mayor probabilidad de éxito.

Arrancan por lo más difícil

Pexels

Este punto entronca con los anteriores. No pospongas lo que más “lata” te vaya a dar, empieza con ello y sin miedo. Aprovecha la mañana para abordar las dificultades más grandes. Una vez identifiques tus tres prioridades y valores qué es importante y qué no, empieza a trabajar.

Saben decir ‘no’

Establecer límites, en ocasiones, es la tarea más complicada, sobre todo si quieres equilibrar tu vida personal y profesional. Por mucho que lo desees, no puedes hacerlo todo ni quedar bien con todo el mundo. Sé valiente y deja claro que ‘no’ es ‘no’.

Delegan

Hartas veces pensamos que solo nosotros somos capaces de desarrollar cierta tarea o creemos que nadie la hará igual. Esa actitud no nos llevará a ningún lado: ni podemos llegar a todo ni es sano. Como dijimos, es importante tener claras tus prioridades y mantener una vida equilibrada. Confía en tu equipo, dales responsabilidad y ayúdales a crecer. Te sorprenderán y ganarán todos. Demuestra que estás rodeado del equipo correcto.

Son ordenados y limpios

Pexels

Más que un hábito, el orden es una necesidad. No serás eficaz alcanzando tus objetivos si no trabajas en un entorno limpio y ordenado. Es un tema de organización y de claridad de ideas. Empieza por arreglar la cama cada día y, a partir de ahí, asegúrate de que todo está en su lugar y de que tu campo de visión sea impoluto, sin ruidos ni estridencias. Te sorprenderá lo bien que fluye tu mente.

Aprenden cada día

Leen diariamente, aunque sea un poco. No importa si son libros, artículos, facebook o newsletters, un empresario de éxito nunca deja de formarse. ¿Sobre qué leen? Gestión de equipo, novedades de su sector, entrevistas a profesionales relevantes o simplemente ficción, que estimula la inteligencia y la creatividad.
Otra virtud para aprender es escuchar. Atiende las necesidades y bloqueos de quienes te rodean, acepta críticas y dedica unos minutos a valorar y resolver los consejos y peticiones de las personas que están cerca de ti.

Duermen sus horas

Un cuerpo descansado y una mente despejada te acercarán a tu verdadero
potencial. Descubre cuántas horas necesitas dormir en la noche para estar fresco al día siguiente y regálate unos minutos a media mañana y después de las comidas. Tu salud mental te lo agradecerá.

Se dedican tiempo a sí mismos

Practica deporte, medita o cocínate menús equilibrados. Si puedes, haz las tres
cosas. Tener una distracción saludable te permitirá estar más feliz contigo mismo, más relajado y ganar confianza. Ah, y sobre todo, dedica tiempo a tu familia y a tus amigos. El secreto de una vida plena y exitosa está siempre en la felicidad.

Fuente: habitissimo

Editor Éxito y Dinero

Comentar

Deja tu comentario

Deja un comentario